Esta página utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.

Domingo 29 Noviembre 2020

La Asociación Española de Investigación en Comunicación (AE-IC), que preside el catedrático emérito de la Universidad Complutense de Madrid Enrique Bustamante Ramírez y que integran actualmente cerca de 700 investigadores de España e Iberoamérica, ha aprobado en su reciente congreso, celebrado en la Universidad de Valencia entre el 28 y el 30 de octubre, la creación de cuatro nuevas secciones de investigación, entre las que figura una dedicada a la Historia de la Comunicación Social.

La puesta en marcha de esta Sección, que significa un nuevo reconocimiento y legitimación a la aportación fundamental de las investigaciones de carácter histórico al avance del conocimiento científico en las Ciencias de la Comunicación, nace con la vocación de dar una mayor visibilidad y potenciar el campo académico que la propia Asociación de Historiadores de la Comunicación (AsHisCom) ha ido consolidando en España a lo largo de los últimos 28 años.

La Sección será dirigida por el profesor de la Universidad de Vigo Alberto Pena Rodríguez, expresidente de la AsHisCom y co-director de su último congreso, celebrado en la Universidad de Santiago de Compostela, junto a la profesora y socia también de la AsHisCom Verónica De Haro de San Mateo, de la Universidad de Murcia, como coordinadora.

Los objetivos iniciales de esta nueva Sección son intentar aumentar el número de socios, promover el diálogo académico con otras entidades científicas y organizar seminarios especializados y publicaciones, como números monográficos de revistas sobre temas de relevancia en el ámbito de investigación. Entre los miembros de la Sección, se encuentran también otros tres expresidentes de la AsHisCom, como Francesc-Andreu Martínez Gallego y Antonio Laguna Platero, de la Universidad de Valencia, y Juan Antonio García Galindo, de la Universidad de Málaga.